Pena de 10 años de prisión para el capitán griego que arrojó a 11 negros a los tiburones


El capitán de la Marina Mercante griega Antonis Plytzanopoulos fue condenado ayer en un tribunal de Atenas a 10 años y 10 meses de prisión por haber forzado a saltar al mar a 11 polizones negros que probablemente murieron atacados por los tiburones. Los polizones, de nacionalidad keniata, fueron arrojados al océano índico, frente a Somalia, el 17 de marzo del año pasado.
El tribunal consideró a Antonis Plytzanopoulos culpable de haber "expuesto al peligro" a los 11 polizones. No se le pudo condenar por crimen masivo porque no se sabe si los náufragos lograron sobrevivir. Ni ellos ni sus cuerpos han sido hallados posteriormente.
También fueron condenados por complicidad el jefe de la tripulación, Philippos Kakonas, a tres años y ocho meses de prisión, y su segundo, Nicos Hronopoulos, a dos años y siete meses. Los restantes cinco miembros de la tripulación del carguero 'Garifalia' sufrieron condenas de entre 6 y 16 meses de cárcel, que pueden ser sustituidas por multas en dinero.
Plytzanopoulos, conocido en Grecia como 'el capitán del oprobio', dijo durante el juicio que en un principio pensó abandonar a los polizones en un bote, pero que decidió lanzarlos al mar cuando sus asistentes le informaron que el grupo preparaba un motín.

T025831A.jpg


Sociedad